Pepita Navarro: hija, nieta y biznieta de anarquistas

8 ago

A esta barcelonesa de 86 años le gusta que le llamen Pepita y que le traten de tú. Josefa Navarro es sólo el nombre para las cosas serias, y ella procura afrontar la cotidianidad con alegría.

Caminó hacia el exilio demostrando una gran simpatía hacia la vida; tenía tan sólo 13 años de experiencia en el andar cuando tuvo que afrontar a pie aquel largo paseo. Hoy aun conserva ese espíritu montañero. Aquella, por grave que fuera, no fue su última escalada. Hoy se enfrenta a una pendiente: el cierre de la residencia El Retorno, su hogar en España, el lugar en el que nos recibió para narrarnos su historia.

Pepita, al igual que Jordi Alsina, no es una “Niña de la Guerra” como tal, pues su viaje fue posterior a las expediciones oficiales, sin embargo, su historia comparte rasgos con la de los niños evacuados.

Hay además otra particularidad importante en su testimonio. Por sus venas corre sangre española por parte de padre y cubana por parte de madre, pero lo más característico de su árbol familiar no es sin embargo este mestizaje cultural, sino la filiación ideológica al anarquismo.

No hay comentarios

Deja un comentario