La huída a Francia

16 abr

Escapar al país vecino se antojaba lo más sencillo durante la Guerra Civil. La cercanía de Francia convirtió al país galo en una vía de escape para muchos niños. De hecho, Francia pronto se convertiría en el país con mayor número de refugiados durante la Guerra Civil española.

Sólo durante los años que duró la contienda el número de evacuados ascendió a 17.489 y se cree que la cantidad de niños trasladados a Francia alcanzó la cifra de los 100.000. Debido a esta ingente cantidad de menores huidos, el país vecino se vio obligado a decidir sobre la marcha y a hacer uso de diversas instalaciones para poner en funcionamiento las llamadas “colonias de los niños españoles”.

El pequeño Lidio sólo tenía dos años cuando marchó junto a sus hermanos, su madre y su tía a Francia, donde residieron en geriátricos y vivieron tranquilos hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial. “En Francia estuvimos perfectamente, las calamidades las pasamos para ir de España a Francia”, asegura Lidio Bartolomé recordando aquellos años. Sin embargo, Ricardo tiene recuerdos más frescos, pues huyó a Francia cuando ya era un joven de catorce años. Pasó la guerra en varias colonias de refugiados francesas y regresó a España para pasar unos meses participando en movimientos subversivos.

No hay comentarios

Deja un comentario